49°F
weather icon Cloudy

Graney: Los Vipers de nuevo no pueden terminar el trabajo, pierden en un final alocado

Actualizado March 7, 2023 - 12:33 pm

Rod Woodson está seguro de que funcionará, de que la tercera edición de la XFL estará aquí por un largo tiempo. El entrenador de los Vipers está convencido de que Las Vegas apoyará la empresa, de que ésta es una comunidad que ha demostrado seguir a los equipos ganadores.

Discúlpenlo, sin embargo, si esto no es lo primordial en sus pensamientos ahora mismo.

Su equipo aún no ha ganado.

Las Vegas encontró una nueva forma de perder el sábado por la noche, cayendo ante los Seattle Sea Dragons por 30-26 en Cashman Field ante un público anunciado de 6,037 espectadores.

Muchos de los cuales salieron tan aturdidos como los jugadores de ambos equipos.

Alocado final: En cuarta y dos desde su propia yarda 35 y faltando un minuto, Seattle convirtió un pase de anotación de 65 yardas desde la línea lateral de Ben DiNucci hacia el exjugador destacado de la NFL Josh Gordon.

Fue la primera ventaja de Seattle en el partido y la tercera vez consecutiva que Las Vegas (0-3) desperdicia ventajas en la segunda mitad esta temporada.

“Hicimos algunas jugadas y ellos hicieron más”, dijo Woodson visiblemente abatido. “Nuestra ofensiva jugó tan bien al fútbol americano como lo ha hecho en toda la temporada. Nuestra defensa no los frenó”.

Viento feroz

Era mi primera incursión en un partido de la XFL en vivo, y al menos puedo decir esto: No hubo lluvia en el medio tiempo que convirtiera la superficie de juego en 100 yardas de lodo como la semana pasada, aunque las dos huellas de llantas que produjeron tantas noticias siguen marcadas en el campo.

Oye, pequeños pasos.

Pero ese viento. Estaba azotando ferozmente.

En un momento, un árbitro sujetó el balón para una patada inicial para que no saliera volando.

Hecho: El éxito o el fracaso de la liga se reducirá en última instancia al producto. Cuán sólido es realmente el fútbol americano. Si puede entretener a la gente lo suficiente como para que sigan viéndolo desde casa o asistiendo a los partidos.

Ha sido bueno, pero no genial. El sábado se vio más parecido al sábado anterior. Hasta ahora se había tratado de la defensa en toda la liga, pero cambió un poco en este. Aun así, hay muchas jugadas en las que se puede decir que esto está un escalón por debajo del más alto nivel.

Lo que no significa que algunos de los asistentes no se divirtieran.

Glen y Stacey Miller son de Boulder City. Frecuentan los partidos de la mayoría de los espacios de las ligas menores de la ciudad: los Vipers, los Silver Knights, los Aviators.

Les gusta animar a los atletas que intentan llegar a lo más alto.

“Esto es asequible, y creo que estos chicos juegan más duro cuando intentan salir adelante”, dijo Glen.

Era el sentimiento de la mayoría, una sensación de optimismo en medio de una liga que enfrenta una ardua batalla para seguir siendo relevante porque, bueno, es fútbol americano profesional en primavera. Una sensación de que pudiera crearse una verdadera base de fans aquí, en el sur de Nevada.

Los Vipers tienen otros problemas. No pudieron taclearme durante gran parte de la noche.

Brett Hundley se estrenó como quarterback inicial y jugó lo suficientemente bien como para ganar, completando 13 de 28 pases para 224 yardas con dos anotaciones. También corrió para 66 yardas y un touchdown, el mejor récord del equipo.

Pero cuando la victoria volvió a tocar a la puerta, cuando los Vipers -que lideraban 20-9 en el tercer cuarto y 26-18 cuando faltaban menos de siete minutos- estuvieron a una jugada de quitarse de encima el problema de la segunda mitad, volvieron a saborear la derrota. Otra vez no pudieron terminar.

Simplemente no puede terminar

Así que los Vipers vuelven a Arlington, Texas, donde la liga tiene su sede y se entrena durante la semana antes de que los equipos se desplacen a todos los puntos del país para disputar los partidos.

“Tuvimos prácticas más claras esta semana pasada”, dijo Woodson el viernes. “Los chicos estaban más concentrados. Les dije: ‘Tenemos talento, pero el talento no gana nada si no estás lo suficientemente enfocado‘”.

No lo estuvieron durante los 59 minutos el sábado, pero lo estuvieron suficiente para ganar por fin un partido.

Luego perdieron de la forma más improbable.

Un lanzamiento de 65 yardas en una cuarta oportunidad y dos yardas por avanzar.

No fue necesario que lloviera para esta más reciente catástrofe.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
 
Se define el Super Bowl en Las Vegas

Imágenes del valle de Las Vegas durante el día en el que el último juego de la temporada de la NFL se lleva a cabo en el Allegiant Stadium.