88°F
weather icon Cloudy

Surge disputa por la tutela del bebé de la pareja asesinada en bufete de abogados de Summerlin

Actualizado June 17, 2024 - 6:25 pm

Tras el tiroteo que acabó con la vida del abogado Dennis Prince y su nueva esposa, Ashley Prince, sus familias se han visto envueltas en un nuevo caso de tutela sobre el bebé de la pareja.

Dennis Prince, de 57 años, y Ashley Prince, de 30, murieron a principios de abril, cuando el exsuegro de Ashley Prince, Joe Houston, les disparó mortalmente a ellos y a sí mismo durante una deposición en el bufete de abogados de Dennis Prince en Summerlin. Dennis Prince estaba actuando como coasesor en el contencioso caso de custodia de su esposa contra su exesposo, Dylan Houston, que también es abogado.

Desde el tiroteo, los padres de Ashley Prince han estado luchando contra Dylan Houston por la custodia y tutela de los dos hijos pequeños que Ashley Prince tuvo con su exesposo.

Ahora, ha surgido una disputa por la tutela del hijo de Dennis y Ashley Prince, mientras los abogados empiezan a discutir la posibilidad de una demanda por homicidio culposo contra el patrimonio de Joseph Houston.

Los registros judiciales muestran que los amigos íntimos de Dennis Prince, Mitchell y Danielle Britten, recibieron la custodia temporal del bebé tras el tiroteo.

“El padre del niño había pedido previamente a los demandantes que se hicieran cargo del niño si algo le sucedía, pero por lo que saben los demandantes, ninguno de los padres preparó un plan de sucesión que abordara la tutela del niño”, según los documentos judiciales presentados por los Brittens.

Los padres de Ashley Prince, Julie y Paul Page, presentaron documentos judiciales a finales de mayo pidiendo a un juez que nombrara a Paul Page tutor del bebé y de su patrimonio.

“La petición no se presenta para iniciar un litigio”, escribieron los abogados en la presentación judicial. “Sin embargo, es razonablemente probable que el niño necesite un tutor para iniciar un litigio contra el patrimonio de Joseph Houston II para buscar y cobrar daños y perjuicios por muerte injusta y potencialmente hacer otras reclamaciones contra otros terceros para proteger sus intereses y recibir daños y perjuicios”.

El viernes, uno de los hijos de Dennis Prince, Scot Prince, presentó una contrapetición argumentando en contra del nombramiento de los padres de Ashley Prince como tutores de su hermanita.

Scot Prince argumentó que los Brittens son “las personas más cualificadas, aptas e idóneas” para ejercer la tutela del bebé, pero solicitó que, si el juez no quiere que sean ellos los tutores, entonces se le nombre a él en su lugar.

Su contrapetición argumentaba que los padres de Ashley Prince no deberían ser designados debido a los problemas legales que les rodean a ellos y a Dylan Houston.

La abogada de Scot Prince, Laura Deeter, mencionó los comentarios públicos de Julie y Paul Page de que temen por sus vidas tras el tiroteo. Han señalado los mensajes de texto incendiarios que Dylan Houston escribió a su esposa a lo largo de su disputa por la custodia, y las acusaciones de abuso de sustancias imputadas a Dylan Houston.

“Es razonable suponer que el menor protegido, que no es hijo biológico del temido exesposo Dylan Houston, también puede estar en peligro por los temores expresados por los contrapeticionarios Paul y Julie Page”, escribió Deeter en documentos judiciales, añadiendo que se debe impedir que el bebé interactúe con Dylan Houston.

Deeter también argumentó que, dado que los Page indicaron que podrían interponer una demanda por homicidio culposo contra el patrimonio de Joseph Houston, han creado un conflicto de intereses si Paul Page actuara como tutor de los tres hijos de Ashley Prince.

Scot Prince y su abogado declinaron hacer comentarios tras la audiencia celebrada el martes.

Durante la audiencia, la abogada de los Page, Dana Dwiggins, argumentó que no hay conflicto de intereses y que los abuelos maternos del bebé quieren seguir estableciendo una relación con el pequeño.

El martes, la jueza de distrito Dawn Throne no reglamentó el asunto de la tutela, sino que fijó la fecha del juicio para octubre y prorrogó la actual orden de tutela temporal.

“Voy a ser honesta con todos ustedes, mi instinto inicial en este caso es que las relaciones de los adultos no son lo que importa”, dijo Throne, añadiendo que las relaciones de los niños pequeños entre sí deben ser consideradas.

LO ÚLTIMO