96°F
weather icon Mostly Clear

Sospechoso de atropellamiento fatal quemó su auto, según la policía

Actualizado June 4, 2024 - 11:08 am

Un automovilista acusado de matar a un peatón en el centro de Las Vegas el mes pasado huyó de la escena e intencionalmente quemó y abandonó su automóvil en un área desierta, según el Departamento de Policía Metropolitana.

En un interrogatorio con los detectives, Manuel Mendoza Jr. admitió haber golpeado con su auto a Robert Bager el 20 de abril cerca de North Main Street y Foremaster Avenue, según su reporte de arresto.

Negó haber quemado su Chrysler Sebring, que fue encontrado cerca de Henderson horas después del accidente fatal, dijo la policía.

El sospechoso de 29 años fue arrestado hace una semana en el Tribunal de Justicia de Las Vegas, donde se presentó a una audiencia por un caso de robo en Las Vegas no relacionado con el accidente, dijo la policía.

Mendoza ingresó al Centro de Detención del Condado Clark por dos cargos de delito grave: uno por no detenerse en el lugar de un accidente y otro por destruir u ocultar pruebas, según muestran los registros.

Bager estaba cruzando fuera de un área designada poco después de las 8 p.m, dijo la policía. Murió en el lugar.

Los investigadores revisaron imágenes de vigilancia de los momentos previos al accidente, que mostraron al conductor del Chrysler acelerando, según el reporte.

La pintura descascarada, videos adicionales y partes de automóvil dejadas en la escena, así como testimonios de testigos y lectores de placas ayudaron a los investigadores a identificar el vehículo, añadieron los policías.

Posteriormente, la policía relacionó el auto quemado con Mendoza gracias a la ayuda de un investigador de incendios provocados, según el reporte.

El reporte dice que Mendoza se derrumbó después de ser arrestado y dijo que huyó porque entró en pánico. Dijo también que no sabía quién quemó su auto.

Mendoza, quien se encuentra arrestado sin derecho a fianza, deberá comparecer ante el tribunal el 12 de junio, según muestran los registros.

LO ÚLTIMO