57°F
weather icon Mostly Cloudy

Padres y víctimas de abusos expresan su angustia ante la condena de un antiguo pastor

ActualizadoJanuary 27, 2023 - 11:15 am

Uno a uno, los padres, destrozados y sollozando, se dirigieron por turnos al tribunal. Hablaron del daño causado por el que fuera su amado pastor, que el miércoles fue condenado al menos a tres décadas de prisión.

Uno de los padres lo comparó con la explosión de una bomba atómica en sus vidas.

“Siento como si nos hubieran matado, pero de algún modo seguimos vivos. Es algo que no se puede reparar”, dijo Joel Mario Calzada, padre de una de las víctimas.

Bramwell Retana, de 47 años, expastor de la Iglesia Cristiana Oasis De Paz, en Michael Way y West Lake Mead Boulevard, en Las Vegas, se había declarado culpable de tres cargos de actos lascivos con una menor de 14 años.

Inicialmente arrestado en diciembre de 2019, en un momento dado se enfrentó a 59 cargos por abusos sexuales contra niñas de su congregación que se remontaban a años atrás.

El miércoles se planteó si el expastor caído en desgracia cumpliría penas de 10 años a cadena perpetua por cada cargo de forma concurrente o consecutiva.

En última instancia, la jueza de distrito Kathleen Delaney reglamentó que esas sentencias se cumplieran consecutivamente, lo que significa que Retana no podría optar a la libertad condicional hasta pasados al menos 30 años. Si Delaney hubiera impuesto penas concurrentes, Retana habría podido optar a la libertad condicional al cabo de 10 años.

Las familias, aunque dijeron ante el tribunal que perdonaban a Retana por su fe en Dios, querían la condena que impuso Delaney y estaban contentas con su decisión, dijo después la fiscal Stacy Collins.

“Si fuera verdadera justicia, ordenaría que desapareciera su dolor, que desapareciera su vergüenza”, le dijo Delaney a las víctimas.

‘A veces no puedo comer, no puedo dormir’

Su dolor era evidente en la sala del Centro Regional de Justicia. Hablaron de sus luchas contra la depresión, la ansiedad, los ataques de pánico y las autolesiones.

“Mi vida ha sido muy dura. Me arrebataron mi infancia”, dijo una de las víctimas, una chica que solo se identificó ante el tribunal como N.D. “He intentado por todos los medios sobrellevar el dolor, pero es como si nunca desapareciera”.

“A veces no puedo comer, no puedo dormir”, dijo otra víctima identificada solo como A.C. entre sollozos agitados.

Una víctima, A.E., dijo que ahora tiene miedo de los hombres. “Sé que parece una tontería”, dijo.

“No, no lo es”, respondió Delaney con naturalidad.

Preocupación de los padres

Los angustiados padres hablaron de sus hijos despertándose gritando en mitad de la noche, cortándose y teniendo pensamientos suicidas.

“Mi temor es que, a medida que crezca, intente suicidarse o hacerse daño por el trauma y los recuerdos que ha vivido”, dijo Jenny Flores.

“Nuestras hijas han tenido pensamientos suicidas. Se han hecho daño, y no es justo”, dijo Marisol García.

Collins describió la pauta de conducta abusiva del expastor, explicando cómo se aprovechaba de las familias de su unida congregación, aprovechándose de su confianza y haciendo todo lo posible por mantener su conducta en secreto.

Sus abusos, que incluían el contacto sexual con las víctimas, también incluían un “comportamiento fetichista” en el que el pastor perpetraba actos con las niñas que eran violaciones evidentes y que se realizaban para la satisfacción sexual de Retana.

“Seamos claros”, dijo Collins, “esto era de naturaleza sexual”.

El abogado de oficio Jordan Savage argumentó que su cliente debía cumplir condenas concurrentes para tener más posibilidades de ver a su esposa, que fue deportada a Costa Rica, según los documentos judiciales, y a su hijo de 14 años, que tuvo que mudarse a Costa Rica.

Me siento fatal por todo esto

Por su parte, Retana también se dirigió al tribunal durante unos 10 minutos.

“Lo creas o no, quiero a esta gente de aquí”, dijo llorando, y sus palabras también provocaron sollozos entre el público de unas 20 víctimas y sus familiares. “Tengo buenos recuerdos con ellos. Yo era el ministro cuando se casaron. Y me siento fatal por todo esto. Lo siento”.

Después, el padre de una víctima dijo que estaba contento por cómo se había hecho justicia.

“Mi familia, todas las familias, esto es lo que estábamos esperando”, dijo Pedro Salomón Díaz. “Treinta años, para serte sincero, siento que no es nada. Después de todo el sufrimiento, el daño, la devastación psicológica creada por él en (todas) las mentes de estos chicos, es una locura.

“Al mismo tiempo, siento que ahora que sabemos que va a pasar 30 años en prisión, es un nuevo comienzo para todos nosotros”, dijo. “Es un nuevo comienzo”.

“Estoy realmente feliz”, dijo después una víctima.

Si estás pensando en el suicidio, o estás preocupado por un amigo o un ser querido, puedes obtener ayuda 24 horas al día, siete días a la semana, llamando o enviando un mensaje de texto a la red Lifeline al 988. El chat en vivo está disponible en 988lifeline.org.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
Robert Telles solicita información sobre su arresto y la recusación de jueza

El exadministrador público del Condado Clark, Robert Telles, que se presenta como su propio abogado mientras se enfrenta a un cargo de asesinato por el asesinato de un reportero, presentó casi dos docenas de citaciones la semana pasada en un esfuerzo por descubrir detalles sobre la investigación que condujo a su arresto.