45°F
weather icon Clear

Nuevos detalles sobre el supuesto motivo del asesinato del reportero del RJ

Horas antes de que el reportero de investigación del Las Vegas Review-Journal Jeff German fuera asesinado, el entonces administrador público del Condado Clark, Robert Telles, fue informado de que el condado se estaba preparando para entregar copias de sus correos electrónicos a la organización de noticias.

Según las copias de las órdenes de inspección facilitadas al Review-Journal el jueves por el Tribunal de Distrito del Condado Clark, los detectives de homicidios que investigaban la muerte de German entrevistaron a Roberta Lee-Kennett el 7 de septiembre, el día en que Telles fue arrestado por un cargo de asesinato.

German había reportado previamente la conducta de Telles y las acusaciones de que mantenía una “relación inapropiada” con Lee-Kennett. El reportero estaba trabajando en un posible reporte sobre Telles antes de que fuera asesinado el 2 de septiembre.

Lee-Kennett dijo a los detectives del Departamento de Policía Metropolitana que el día antes de que German fuera asesinado, ella y Telles recibieron un correo electrónico de los abogados del Condado Clark en el que se les informaba de que el condado tenía previsto publicar “correos electrónicos y mensajes de Microsoft Teams entre ella y Telles” el 6 de septiembre, según las declaraciones juradas preparadas en apoyo de las órdenes de inspección.

Tras la muerte de German, el Review-Journal recibió algunos correos electrónicos entre Telles y Lee-Kennett, pero los funcionarios indicaron que los correos electrónicos considerados de “naturaleza personal” o no relacionados con asuntos oficiales del condado no se publicaron.

Alrededor de las 7:30 a.m. del 2 de septiembre, Lee-Kennett envió un correo electrónico a Telles sobre el mensaje de los abogados del condado. Telles respondió que “revisaría el correo electrónico”, según las declaraciones juradas.

A las 9:12 a.m., una camioneta GMC Yukon Denali de color granate a nombre de la esposa de Telles salió de su casa, según el documento. Las imágenes de vigilancia captaron por primera vez un vehículo similar cerca de la casa de German alrededor de las 10:54 a.m.

Los fiscales han dicho que un hombre entró en el patio lateral de German a las 11:18 a.m. y esperó unos cinco minutos antes de que German saliera. El reportero fue atacado inmediatamente.

Las imágenes publicadas anteriormente mostraban al sospechoso saliendo de la casa de German y llegando de nuevo en una GMC Denali, y luego caminando hacia el lugar donde se encontró el cuerpo de German antes de alejarse del lugar.

German, de 69 años, fue encontrado muerto con múltiples heridas de arma blanca al día siguiente fuera de su casa. Telles fue arrestado después de que las autoridades dijeran que se encontró su ADN bajo las uñas de German.

Telles se ha declarado no culpable de un cargo de asesinato con arma mortal contra una víctima de 60 años o más.

Los funcionarios han señalado el hecho de que German reportara como motivo del caso. Según las declaraciones juradas de la orden de inspección, Lee-Kennett le dijo a los detectives que Telles estaba “muy disgustado y enfadado con German por la publicación del reportaje y por el momento en que se publicó, tan cerca de su campaña de reelección”.

“Telles también estaba preocupado por la publicación de futuros reportajes de German”, dijo Lee-Kennett a los detectives, según las declaraciones juradas. “Lee-Kennett era consciente de que los reportajes habían causado a Telles problemas profesionales en su carrera de abogado”.

Telles perdió su candidatura a la reelección en las primarias de junio, y un juez lo destituyó en octubre, antes de que terminara su mandato.

Investigando a Lee-Kennett

El jueves, el Tribunal de Distrito hizo públicas 14 órdenes de inspección, después de que el martes la juez de distrito Michelle Leavitt aceptara una petición del Review-Journal para acceder a copias de todas las órdenes ejecutadas durante la investigación de la muerte de German.

Las órdenes se emitieron para que los detectives inspeccionaran el domicilio de Telles, sus cuentas en redes sociales, los registros de sus teléfonos móviles, sus autos y su lugar de trabajo en la oficina de administración pública. La policía se llevó múltiples dispositivos electrónicos de la casa y la oficina de Telles, incluidos teléfonos, computadoras y discos duros.

Los detectives también investigaron las plataformas de redes sociales de Lee-Kennett y se incautaron de su ordenador en la oficina del condado, según los registros. Una declaración jurada indicaba que los agentes querían registros que mostraran su comunicación con Telles en Facebook e Instagram en un intento de “probar o refutar la participación de Roberta en el asesinato de German”.

Lee-Kennett no respondió a una solicitud de comentarios el jueves.

Un detective escribió que Lee-Kennett también se había comunicado con Telles el día en que German fue asesinado sobre una futura historia en la que German estaba trabajando, según la declaración jurada relacionada con la búsqueda de la comunicación en Facebook e Instagram.

Lee-Kennett cambió de departamento dentro del condado poco después de que German fuera asesinado, según un portavoz del condado.

El arresto de Telles

Los registros también indican que los detectives estaban buscando a otros posibles sospechosos del asesinato de German días antes de que Telles fuera arrestado. El 5 de septiembre, los agentes solicitaron una orden de inspección de los datos de los teléfonos móviles grabados durante una serie de robos de madrugada en restaurantes cercanos.

Ese día -el mismo en que la policía hizo públicas las imágenes de vigilancia del sospechoso de asesinato no identificado- los detectives empezaron a recibir llamadas telefónicas de “personas anónimas” avisando de que Telles estaba molesto por los reportajes que había escrito German, según las declaraciones juradas.

Al día siguiente, la policía publicó una imagen de la GMC Denali implicado en el asesinato. Esa noche, los reporteros del Review-Journal vieron un vehículo con una descripción similar frente a la casa de Telles.

La policía escribió en una declaración jurada que los detectives observaron a Telles esa noche mientras lavaba una Denali. A la mañana siguiente, Telles salió de su casa en el Tesla de su esposa, pero la policía lo detuvo alrededor de las 6:20 a.m.

Mientras los detectives esposaban a Telles para detenerlo, este le dijo a la policía que tenía un corte en el dedo por haber cortado comida la noche anterior, según la declaración jurada. Los detectives observaron más tarde varios pequeños cortes en las manos de Telles y descubrieron que una “lesión por fuerza contundente” en el dedo de Telles había sido cerrada con superpegamento.

Las órdenes judiciales publicadas el jueves también documentan que la policía se incautó de múltiples dispositivos en la casa de German. El Review-Journal ha estado trabajando para evitar que los funcionarios registren los dispositivos, que podrían contener información sobre las fuentes confidenciales de German.

El Tribunal Supremo de Nevada concedió esta semana una orden judicial preliminar que impide a los funcionarios inspeccionar cualquier auto propiedad de German que contenga datos relacionados con su labor periodística. El mes pasado, la Policía Metropolitana presentó una apelación ante el Tribunal Supremo para impugnar una orden judicial preliminar concedida por la jueza de distrito Susan Johnson que impide a los agentes registrar los dispositivos de German. Esa apelación sigue pendiente.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO