104°F
weather icon Cloudy

La fiscalía retira los cargos de fraude contra el antiguo miembro de 311 Boyz

Los fiscales han retirado una serie de cargos de delito grave contra un exmiembro de una famosa pandilla de Las Vegas que fue acusado de orquestar una estafa hipotecaria, el cierre de un caso que se ha prolongado durante más de tres años.

Steven Gazlay, de 39 años, fue acusado en febrero de 2021 de fraude hipotecario, coacción, hurto, conspiración para cometer hurto, falsificación, conspiración para cometer falsificación y obtención y uso de los datos de identificación personal de otra persona, después de que los fiscales afirmaran que había estafado a un prestamista.

Los registros judiciales muestran que los fiscales retiraron en mayo la acusación contra Gazlay y sus coacusados: su novia, Dana Nee, y su madre, Jeannette Gazlay Arnone.

Michael McAvoyamaya, uno de los abogados de Gazlay, dijo que los cargos fueron retirados después de que la oficina del fiscal del distrito del Condado Clark no proporcionara pruebas que hubieran ayudado a la defensa de Gazlay.

Los registros del tribunal muestran que la subjefa de la fiscalía del Distrito Colleen Baharav desestimó el caso el 22 de mayo, cuando los abogados tenían previsto reunirse para comprobar el estado de una próxima audiencia probatoria.

Un secretario escribió en las actas del tribunal que “el Estado ya no cree que pueda probar este caso”, y que los fiscales estaban “desestimando el caso en interés de la justicia”.

Baharav y el Fiscal de Distrito del Condado Clark Steve Wolfson no respondieron a una solicitud de comentarios.

Gazlay declaró al Las Vegas Review-Journal que cree que la acusación fue parcial contra él debido a sus antecedentes penales. Tiene ocho condenas por delitos graves y salió de prisión en 2019. Gazlay saltó a los titulares en 2003 como miembro de los 311 Boyz, una pandilla del valle de Las Vegas que cometió una serie de actos violentos que culminaron con la mutilación de un adolescente con una roca.

Ha mantenido que no formaba parte de una estafa hipotecaria.

“No hay duda de que fui el objetivo desde el principio”, dijo.

El abogado Brent Bryson, que representó a Jeannette Gazlay Arnone, declaró al Review-Journal que el caso contenía “errores bastante graves” en relación con la documentación y los testimonios de los investigadores. Dijo que no había pruebas suficientes para demostrar que Gazlay Arnone estaba implicada en un fraude.

“Se siente aliviada y, obviamente, feliz de que se haya quitado de encima este peso gigantesco”, dijo Bryson.

El abogado de Nee no respondió a una solicitud de comentarios.

Los fiscales acusaron a Gazlay de usar el robo de identidad y documentos falsos para persuadir a un prestamista de que le concediera un préstamo de 707,375 dólares con garantía hipotecaria sobre una propiedad que no poseía.

Pero a medida que avanzaba el caso, McAvoyamaya dijo que los fiscales y la policía no entregaron documentos que podrían haberse usado como pruebas. McAvoyamaya dijo que otros documentos fueron destruidos por los investigadores.

“A lo largo de este caso ha habido extensas disputas sobre qué pruebas se proporcionaron al Estado, y si el Estado cumplió con su deber de proporcionar esas pruebas a Steven Gazlay”, escribieron los abogados en una petición para desestimar la acusación, presentada en enero.

McAvoyamaya dijo que las autoridades también investigaron al urbanizador Riyan Sharan en relación con el esquema hipotecario, pero los investigadores no lo revelaron durante el testimonio en el caso.

Sharan figura como víctima del caso en la acusación penal.

En diciembre de 2021, Gazlay presentó una demanda contra Sharan alegando que Sharan le vendió una casa y los activos de la empresa de esports DarkZero por 1.8 millones de dólares. También acusó a Sharan de hacer que se ejecutara otra escritura vendiendo la casa solo a DarkZero.

Los fiscales han alegado que Gazlay falsificó documentos para obtener un préstamo sobre la vivienda propiedad de DarkZero. En una orden de arresto se acusaba a Gazlay de usar a un miembro de su familia para notarizar y antedatar documentos con el fin de autentificarlos falsamente.

Gazlay afirmó que el préstamo obtenido contra la casa no era para uso personal, sino que se obtuvo a través de una entidad empresarial.

En la demanda, Gazlay acusó a Sharan de presentar un reporte policial falso que “alega que Gazlay no tiene ningún interés legítimo en la propiedad”, según la demanda.

En una respuesta a la demanda, los abogados de Sharan negaron que Sharan conspirara contra Gazlay y argumentaron que Sharan no se apropió indebidamente de ninguna propiedad perteneciente a Gazlay, según muestran los documentos judiciales. El abogado de Sharan no respondió a la solicitud de comentarios.

McAvoyamaya dijo que tenía la intención de argumentar durante el juicio penal que Gazlay fue en realidad víctima del fraude.

“Nada de eso está probado porque nunca fuimos a juicio por ello”, dijo McAvoyamaya al Review-Journal.

McAvoyamaya dijo que ahora que el caso ha sido desestimado, tiene la intención de reclamar los honorarios de los abogados y que un juez regule que las autoridades actuaron de mala fe al procesar a Gazlay.

Gazlay sigue enfrentándose a cargos penales en otro caso, en el que se le acusa de un delito menor grave de evasión de supervisión electrónica. Los fiscales alegaron que salió del Condado Clark sin permiso mientras estaba bajo supervisión electrónica en el caso de fraude hipotecario ahora desestimado, según muestran los registros judiciales.

La jueza de distrito Erika Ballou denegó el miércoles una petición para retirar a Gazlay del arresto domiciliario. El fiscal adjunto del distrito Austin Beaumont argumentó que “durante bastante tiempo, Gazlay ha sido toda una amenaza para esta comunidad”.

“Todavía tiene ese largo historial delictivo, está fuera de custodia, todavía tenemos fecha para el juicio en este caso”, dijo la jueza.

McAvoyamaya dijo que el cargo de delito menor grave se deriva de cuando Gazlay fue puesto en libertad en el caso de la hipoteca. McAvoyamaya argumentó en los documentos presentados ante el tribunal que la policía puso en libertad a Gazlay “sin ningún procedimiento formal de puesta en libertad”, y que Gazlay no tenía conocimiento de una citación para comparecer ante el tribunal en una fecha posterior.

Como parte del presunto caso de fraude hipotecario, el Departamento de Policía Metropolitana (LVMPD) procedió a embargar más de 535 mil dólares de las cuentas bancarias de Gazlay. La empresa de la que Gazlay obtuvo el préstamo hipotecario reclamó entonces un interés en los fondos incautados. La jueza de distrito Veronica Barishich dictó una sentencia a favor de la Policía Metropolitana, confiscando los fondos de la cuenta de Gazlay y permitiendo a la Policía Metropolitana entregar los fondos a la empresa de préstamos hipotecarios como forma de restitución, escribió McAvoyamaya en documentos judiciales.

El caso se encuentra actualmente ante el Tribunal Supremo de Nevada, donde McAvoyamaya argumentó que la jueza debería haber suspendido el procedimiento de confiscación hasta la resolución de la causa penal.

“Ni la LVMPD ni Equity Title presentaron pruebas, y mucho menos pruebas claras y convincentes, de que los fondos de las cuentas incautadas por la LVMPD fueran producto del presunto delito penal”, escribió McAvoyamaya en una petición presentada ante el alto tribunal.

El Tribunal Supremo aún no ha reglamentado. Los fiscales presentaron una petición el mes pasado argumentando que el caso es ahora discutible, y debe ser desestimado, porque los cargos penales contra Gazlay fueron retirados.

LO ÚLTIMO
¿Afectan las temperaturas récord de LV a la policía?

Mientras el calor de junio en Las Vegas pulverizaba los récords existentes con una media diaria de 106.2 °F, los crímenes violentos y los tiroteos policiales se dejaron sentir en todo el valle.