99°F
weather icon Clear

Jurado delibera por el juicio a exagente de la Policía Metropolitana por asesinato

Un jurado de Las Vegas comenzó las deliberaciones el martes para determinar si una exagente del Departamento de Policía Metropolitana es culpable de asesinato después de disparar fatalmente a su exyerno en su casa en 2019.

Pamela Bordeaux, de 60 años, ha estado fuera de custodia desde que fue liberada bajo una fianza de un millón de dólares poco después del tiroteo fatal. Los fiscales argumentaron que Bordeaux disparó intencionalmente a Sean Babbitt, de 32 años, al final de su visita de una hora con su hijo de tres años en la casa de Bordeaux.

Bordeaux era una agente de la Policía Metropolitana jubilada que había prestado servicio durante 23 años, y también había pasado cuatro años en el Ejército.

Tras un juicio de seis días, los miembros del jurado deliberaron durante unas dos horas el martes, y está previsto que reanuden las deliberaciones el jueves por la mañana debido a la festividad de Juneteenth.

Aunque las autoridades han dicho anteriormente que Babbitt recibió 10 disparos, un médico forense declaró durante el juicio que su cuerpo tenía 11 heridas de bala, según la subjefa de la Fiscalía del Distrito Michelle Fleck.

Durante los alegatos finales del martes, los fiscales argumentaron que Bordeaux estaba angustiada porque Babbitt había pedido una modificación del acuerdo de custodia de su hijo.

La exesposa de Sean Babbitt, Erika Babbitt, tenía la custodia completa de su hijo, y a Sean Babbitt se le había permitido una hora de visita cada semana en la casa de Bordeaux durante tres años.

“Lo que las pruebas demuestran, más allá de toda duda razonable, es que Pamela Bordeaux actuó como jueza, jurado y verdugo literal en un asunto de custodia”, dijo Fleck durante los alegatos finales.

El abogado defensor de Bordeaux, Erick Ferran, dijo al jurado que las pruebas apoyaban su argumento de que el tiroteo fue en defensa propia. Dijo que la mayoría de los cartuchos de bala se encontraron cerca del cuerpo de Babbitt porque Bordeaux se había “echado hacia atrás” y que Sean Babbitt se abalanzó sobre ella al final de las escaleras de la casa.

“Se trata de un asesinato justificado, las pruebas lo demuestran”, dijo Ferran.

Ferran argumentó que Babbitt todavía estaba molesto por el divorcio con su exesposa, y el recién nacido que ella tuvo con su nuevo esposo, aunque los fiscales argumentaron que no había pruebas de que Babbitt estuviera molesto por el nuevo bebé de su exesposa.

Los fiscales mostraron al jurado un video que Babbitt había grabado de sí mismo horas antes de que le dispararan, donde cantaba “Your Song” de Elton John, y soplaba un beso a la cámara.

Fleck argumentó que Babbitt no tenía intención de atacar a Bordeaux esa mañana y que estaba deseando poder pasar más tiempo con su hijo.

“No tiene absolutamente ninguna razón, y no tenía absolutamente ningún motivo para atacarla ese día concreto de abril”, dijo Fleck.

Fleck también argumentó que después de que Bordeaux disparara a Babbitt, ella usó uno de sus calcetines para manipular la escena del crimen, moviendo casquillos. Babbitt recibió disparos en la parte superior de la cabeza, en la espalda y en el pecho, lo que, según los fiscales, demuestra que Bordeaux no disparó en defensa propia.

“¿Por qué les dijeron que este era un caso sobre un exesposo frustrado y harto cuando todas las pruebas demostraban lo contrario?”. dijo Fleck.

Ferran argumentó que el Estado no tenía suficientes pruebas para demostrar su teoría de que la escena del crimen había sido manipulada por Bordeaux. Dijo que una de las heridas de Babbitt mostraba que podría haberse abalanzado sobre Bordeaux y que ella no tenía el deber de retirarse en su propia casa.

“Es fantástico que la señora Fleck les pidiera que usaran el sentido común”, dijo Ferran al jurado. “Voy a pedirles que hagan lo mismo”.

LO ÚLTIMO