94°F
weather icon Cloudy

Hombre vinculado al movimiento Boogaloo se declara culpable de explotación sexual infantil

Actualizado March 15, 2023 - 5:16 pm

Un hombre de Las Vegas que era miembro del movimiento extremista Boogaloo, se declaró culpable de múltiples delitos de explotación infantil, incluida la agresión sexual a una niña, anunciaron las autoridades federales.

Stephen Thomas Parshall, de 38 años, también conocido como “Kiwi”, se declaró culpable el lunes de dos cargos de explotación sexual de menores, un cargo de coacción y seducción, y un cargo de recepción y distribución de pornografía infantil, informó la fiscalía de Estados Unidos en Nevada en un comunicado.

Parshall fue arrestado en mayo de 2020 con otros dos hombres, Andrew Lynam y William Loomis, después de que las autoridades dijeran que conspiró para causar violencia y destrucción en las protestas de Black Lives Matter (BLM) para promover la agenda antigubernamental del movimiento Boogaloo.

“El movimiento ‘Boogaloo’ es una red ideológica descentralizada que cree en una próxima segunda guerra civil en Estados Unidos y adopta una retórica antigubernamental y contraria a la aplicación de la ley”, dice el comunicado de los fiscales federales.

Cuando los investigadores del Grupo Especial Conjunto contra el Terrorismo de Las Vegas arrestaron a los tres posibles miembros del Boogaloo el 30 de mayo de 2020, Parshall se había estado preparando para usar bombas molotov contra la policía, según los documentos del tribunal federal.

Otros delitos supuestamente planeados

De acuerdo con un informante del FBI, Parshall y Loomis habían explorado una subestación de NV Energy en Bonanza Road y Eastern Avenue con la intención de incendiarla para provocar más disturbios civiles en Las Vegas, alegaron los fiscales.

Pero decidieron centrarse en provocar problemas en las protestas de Black Lives Matter para causar disturbios y alborotos, dijeron los fiscales.

Cuando un equipo SWAT arrestó a los hombres, que habían estado planeando asistir a una protesta de BLM en el centro de Las Vegas, los oficiales encontraron los materiales para las bombas Molotov, fuegos artificiales, gasolina, una escopeta calibre 12 con cartuchos de escopeta y una pistola, dicen los documentos judiciales.

Ese caso inicial contra Parshall dio lugar a otro caso de explotación infantil después de que los investigadores, al obtener una orden de inspección del teléfono celular de Parshall, encontraran en él imágenes de pornografía infantil.

Al menos una de las niñas de las imágenes fue identificado. Los investigadores pudieron hablar con ella, refiriéndose a ella en los documentos solo como Víctima Uno.

La niña les dijo a los investigadores que Parshall comenzó a agredirla sexualmente cuando tenía nueve o 10 años en la casa de Parshall en Las Vegas, según los documentos judiciales.

“Los investigadores concluyeron la entrevista porque la Víctima Uno estaba teniendo un momento extremadamente difícil para abordar la situación”, alegó una denuncia penal federal.

Numerosas agresiones

En otra entrevista, la chica describió en detalle las varias agresiones sexuales de Parshall contra ella y dijo que ella y Parshall fueron vistos en algunas de las imágenes que los investigadores encontraron en su teléfono.

“Parshall obligó a la Víctima Uno a presentarse ante él para realizar actos sexuales mientras la fotografiaba”, dijo la fiscalía de Estados Unidos en el comunicado del miércoles en el que anunciaba la declaración de culpabilidad.

En otro teléfono usado por Parshall, los fiscales dijeron que había persuadido a otro niño para que se hiciera fotos sexualmente explícitas y se las enviara. Parshall intercambiaba imágenes de pornografía infantil con otras personas, según los fiscales.

La sentencia para Parshall en el caso de explotación infantil está fijada para el 6 de febrero.

Parshall se enfrenta a una pena mínima obligatoria de 15 años y una máxima de 30 años de prisión por cada cargo de explotación sexual, dijeron los fiscales federales.

Además, Parshall también se enfrenta a una pena mínima obligatoria de 10 años y hasta un máximo de cadena perpetua por el cargo de coacción y seducción y a una pena mínima obligatoria de cinco años y hasta un máximo de 20 años de prisión por el cargo de recepción y distribución de pornografía infantil.

Parshall, que también se enfrenta a cargos federales de conspiración para dañar y destruir con fuego y explosivos y posesión de un arma de fuego no registrada, tiene previsto ir a juicio ante un jurado en noviembre de 2023 en ese caso, según muestran los registros judiciales.

LO ÚLTIMO
Se revelan nuevos detalles sobre el tiroteo en Valley of Fire

Nuevos detalles revelan que un hombre se abalanzó contra un guarda forestal de Nevada State Parks con un cuchillo antes de ser baleado en Valley of Fire State Park la semana pasada.