82°F
weather icon Mostly Cloudy

Hombre que causó triple accidente mortal por DUI se enfrenta a larga condena en prisión

Un hombre que mató a tres personas en un devastador accidente por conducir bajo la influencia de sustancias (DUI) una hora después de que la policía lo dejara escapar en la zona rural del Condado Nye fue condenado el martes a entre 24 y 60 años de prisión.

Tyler Kennedy recibió de ocho a 20 años por cada uno de los tres cargos de DUI causando la muerte, y las sentencias se ejecutarán consecutivamente. Se le concedieron 470 días de crédito por el tiempo servido a la espera de la resolución del caso.

Kennedy, de 34 años, se declaró culpable en marzo después de que su camión chocara contra un SUV conducido por Michael Durmeier, residente de Idaho, en la U.S. Highway 95, cerca de Beatty. Michael, su prometida Lauren Starcevich y la hija de 12 años de Michael, Georgia, murieron en el accidente del 27 de marzo de 2021.

Otros dos niños que iban en el SUV resultaron heridos, pero sobrevivieron. La familia estaba de viaje por carretera para las vacaciones de primavera.

La madre de Georgia, Chelsea Roberts, cuyo hijo, Jackson, resultó herido en el accidente, había instado al juez del Tribunal de Distrito del Condado Nye, Robert Lane, a que condenara a Kennedy a la pena máxima de 60 años.

Una investigación del Review-Journal demostró que cuatro ayudantes del alguacil no siguieron la política de DUI al interrogar a Kennedy en la tienda Area 51 Alien Center sobre una queja de armas. No se le hicieron las pruebas de alcoholemia requeridas y un exfiscal y expertos policiales criticaron duramente el modo en que los agentes manejaron la situación, lo que puso el foco en la discreción policial y en cuándo debería ser necesario un arresto.

Kennedy, que admitió su adicción a los opioides durante años en las actas judiciales y en el video de la cámara corporal de la policía, fue puesto en libertad una hora antes de provocar el choque mortal.

El departamento del alguacil del Condado Nye sostuvo que los oficiales no pensaron que Kennedy estaba demasiado indispuesto para conducir, pero el video de la cámara corporal obtenido como parte de la investigación contradijo la declaración de la agencia.

Kennedy también admitió a los agentes en el lugar de los hechos que tenía que usar drogas con regularidad o sufriría un síndrome de abstinencia, según el audio de la cámara corporal que el departamento del alguacil retuvo inicialmente, pero que se hizo público tras las repetidas peticiones del Review-Journal.

Una revisión interna del departamento del alguacil determinó que Nelson, Schrimpf, Fischer y la detective Brooke Gentry solo violaron la política de manejo de pruebas de la agencia, según supo el Review-Journal. Cada ayudante recibió una reprimenda por escrito, según los registros. Algunos de los familiares de las víctimas dijeron que el castigo menor para los oficiales añadió “echó sal a la herida”.

La alguacil del Condado Nye, Sharon Wehrly, se negó repetidamente a responder preguntas sobre la revisión interna de la agencia y si los oficiales habían sido disciplinados. El condado también bloqueó las solicitudes de información de la familia sobre el incidente.

Kennedy, en los registros judiciales, dijo a los agentes que había sido adicto a las drogas durante más de una década y que necesitaba fumar fentanilo cada 20 minutos para evitar el síndrome de abstinencia. Su página de LinkedIn mostraba un historial laboral irregular.

El residente de Tolleson, Arizona, dijo a la policía que estaba conduciendo desde la zona de Phoenix a Oregón para ingresar en un centro de rehabilitación de drogas. Desde el accidente, Kennedy había sido acusado de fuga de un centro de tratamiento y de conducta sexual indebida con otros presos. Esos cargos fueron retirados como parte del acuerdo de culpabilidad.

Este es un reportaje en desarrollo.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
Promotor musical acusado agresión sexual en Las Vegas

Un promotor musical se enfrenta a cargos de obscenidad y agresión sexual después de que la policía dijera que besó por la fuerza y agredió sexualmente a una mujer mientras estaba en Las Vegas el año pasado, según la policía.